Logo

Rumbo Libertad y la Desobediencia Civil

/ enero 3, 2017 / Rumbo Libertad y la Desobediencia Civil

Por @RoderickNavarro de @Rumbo_Libertad

En casi 20 años, la mitad de la llamada “IV”, La República ha sido devastada por el comunismo sin que se le haya puesto freno. La MUD-PSUV ha querido moldear la sociedad para que sirva a sus propósitos. Han convertido a los partidos políticos en grandes rebaños, gente sometida sin derecho a tener sentimientos ni criterios, y a nuestra Fuerza Armada en la montonera que defiende sus privilegios. La MUD-PSUV no puede llevar a Venezuela hacia al futuro porque TODOS están anclados en una forma decadente de pensar y hacer la política.

Son el criollo Ancien Regime y quiero utilizar tres argumentos para esto:

1.- En primer lugar, ambos son socialistas. Comparten los mismos valores y criterios, esto quiere decir que no existe posibilidad de que en Venezuela transitemos con ellos hacia un libre mercado ni en el corto ni en el largo plazo. Además del ideologismo, estos actores tienen una visión de país que comparte el rentismo petrolero en lo económico, el asistencialismo desenfrenado en lo social y el clientelismo en la política. ¿Qué innovaciones podemos esperar de estos seres?

2.- En segundo lugar, necesitan mantener a la comunidad internacional democrática fuera de los asuntos políticos de Venezuela. La Internacional Socialista y el Foro de Sao Paulo a través de sus organizaciones diplomáticas (UNASUR, CELAC, ALBA, por nombrar algunos) han insistido ante el mundo que hay un proceso de diálogo “fluido y fructífero”. De esta manera ganan la estabilidad y la legitimidad que en el país ya desde hace tiempo no tienen. La razón de que esto sea así es que el chavismo convirtió a nuestro país en un punto geopolítico importante para los dos grandes enemigos que tenemos en Occidente: el narcotráfico y el terrorismo. Venezuela es hoy una extensión de intereses militares y económicos ajenos a la región que comprometen la seguridad del Caribe. Esto ha generado una importante y fluida red de privilegios para las élites políticas del país, de tal manera que no es de interés decirle al mundo que vivimos en una Dictadura.

3.- En tercer lugar, necesitan mantener el régimen político actual. Venezuela no tiene como régimen una democracia, sino una dictadura. Desde la “oposición” han tratado de argumentar que vivimos en una dictablanda/democradura tirando por la borda a la Ciencia Política. La razón de que esto sea así es que el régimen actual es el perfeccionamiento de un sistema que desde la década de los 70’ ya comenzaba a dar sus primeros pasos. Existe una sofisticada red de privilegios entre las familias de los políticos de la MUD-PSUV y las altas esferas militares. La corrupción robando al fisco de la Nación es su deporte favorito: la legitimidad no deriva de la soberanía que reside entre los ciudadanos sino entre quienes roban más.

Los resultados de la acción política de la MUD no tienen una correlación directa con las aspiraciones existenciales de la población. Los venezolanos queremos salir cuanto antes de la dictadura y estos “políticos” quieren democratizarla, es decir, quieren más cargos dentro del régimen.

Para que exista un cambio radical y profundo en Venezuela es necesaria una ruptura total, racional y emocional con todos esos actores, sus intelectuales y sus periodistas. El país está más allá de ellos, la obsesión que tienen por el poder es viciosa e incontrolable. Ignorémosles con sus angustias y sigamos hacia adelante.

Rumbo Libertad como movimiento es un instrumento político para la desobediencia civil por tres razones fundamentales:

1.- No estamos inscritos en el CNE y por lo tanto desconocemos todos los procesos que disfracen a la dictadura de democracia. Ni la dictadura ni sus colaboradores pueden “anularnos” o hacernos “ilegales” porque nuestra existencia ya es un acto de desobediencia civil hacia ellos y su sistema.

2.- Nuestro pensamiento político es libertario. Nuestra visión de país no es compatible con el rentismo, el asistencialismo desenfrenado ni el clientelismo político. Creemos en la Libertad económica, en un Estado con menos funciones y en la capacidad de la gente para vivir de su propio esfuerzo. Por ello no está planteado en nuestra agenda política dialogar con ellos o ser parte de procesos de cooperación que les genere estabilidad y/o tiempo, queremos que se vayan cuanto antes.

3.- Nuestros problemas son los de la gente, no los de la MUD-PSUV. Es urgente acabar con las colas, la falta de medicinas y la inseguridad urgentemente, pero eso no será posible si primero no acabamos con la dictadura. Tenemos una estrategia política enfocada en la movilización de todas las fuerzas de la sociedad para lograrlo. En esta estrategia están convocados todos los que no tienen vínculos con la caduca MUD-PSUV.

Nuestro único objetivo en este momento es simple y concreto:

“Queremos ponerle fin a la dictadura en el menor tiempo posible a través de la desobediencia civil”

Nada tenemos que ver con elecciones fraudulentas. Nada tenemos que ver con acuerdos ni pretensiones de cargos absurdos en la dictadura. Rumbo Libertad es un instrumento de lucha no-violenta dispuesto a cumplir el rol político que hace falta en Venezuela. Es necesario mantenerse contestatario y firme contra la humillación a la que nos quiere someter a diario la dictadura, de esta manera estamos evitando su normalización como ha ocurrido durante todo este tiempo.

La desobediencia civil presiona y obliga a la dictadura porque vuelca toda la ira acumulada de los indignados en su contra de manera activa. A diferencia de un estallido social, la desobediencia civil es organizada, porque luego de acabar con la dictadura la ciudadanía puede legitimar o no al nuevo gobierno que se instaure. Con esto quiero decir que tenemos la oportunidad de evitar que otra dictadura derivada del comunismo se quede con el poder: nuestra fuerza social y política buscará la legitimidad de un gobierno de transición que responda a nuestras aspiraciones como país.

En los próximos días de Enero Rumbo Libertad activará sus redes de desobediencia civil para comenzar una nueva etapa de rebelión que sirva de ejemplo e incentivo a todos aquellos que no se quieren ir de Venezuela y quieren luchar por su futuro en ella. Confiamos en nuestros mecanismos de organización llevados adelante con criterios meritocráticos que nos permiten ser un movimiento ágil y sincronizado ante el contexto político que vivimos. Todo aquel que quiera sumar su talento y su voluntad a la causa puede hacerlo desde cualquier parte del país comunicándose a través de la dirección de twitter @Rumbo_Libertad. Hay  muchas cosas que hacer para lograr nuestro objetivo y hace falta toda la gente decente de la República.

Nosotros no tenemos armas, nosotros tenemos herramientas para construir. Nosotros no necesitamos del insulto ni la vulgaridad para hacer política, porque tenemos ideas y una visión clara de país. El llamado es a materializar una poderosa ofensiva política y cultural en todos los ámbitos de la vida de nuestra sociedad, cada desafío político que llevemos adelante tiene que hacerle daño a la dictadura hasta desintegrarla. Nuestra agenda no tiene vuelta atrás.

Si no combatimos ahora y derrotamos a nuestros enemigos, nuestros niños serán los adultos esclavos de mañana. Tenemos que quitarles el poder a los comunistas cueste lo que nos cueste, asumiendo los mayores sacrificios para el bien de nosotros y el de la República.

Los militares de Venezuela deben desobedecer a todos aquellos que ordenen dispararnos. Nosotros estamos seguros de que si los civiles damos el primer paso, los militares acompañarán nuestro llamado, porque la explosión del hartazgo también ha salido de los cuarteles a la calle. Es imperativo que se unan a nosotros para salvar a la República o tendrán que pagar con cárcel o el exilio todo el daño que nos infrinjan. Nosotros no somos la MUD ni la iglesia, nosotros somos hombres que haremos justicia.

Demostremos que somos la mayoría de la Nación. La dictadura no tiene mayor apoyo al igual que su “oposición” cooperante. Tenemos que aprovechar el momento más débil de toda su existencia para quitarlos del camino y hacer grandioso a nuestro país sin obstáculos.

La sociedad venezolana ha dado ejemplos a Occidente de cómo se defiende la Libertad en el pasado. Este es el año para dar una nueva lección para el futuro, nosotros mismos nos hemos convertido en nuestra única esperanza.

¡Libertad o nada!

One Comment

  1. Me declaro en desobediencia Civil Y dispuesta a lo necesario para salir del régimen.

Tu comentario

Email (no sera publicado)