Logo

Roderick Navarro: La salida es la desobediencia civil

/ Octubre 24, 2016 / Roderick Navarro: La salida es la desobediencia civil

Enrique Meléndez / con información de Noticiero Digital / 21 oct 2016.-

A juicio de Roderick Navarro, miembro del think tank libertario Venezuela Futura, y dirigente del movimiento político Rumbo Libertad, tiene que hacerse una reforma en los límites de la acción del Estado. “Venezuela tiene que transitar de un Estado grande y débil a uno reducido y fuerte. Para sacar las manos del Estado de los bolsillos de la gente, tenemos que sacarlo de la economía”.

¿Ustedes realizaron el I Congreso Libertario-Liberal en San Cristóbal? ¿Nos puede explicar usted en qué consiste y cuál es su objetivo?

-El Congreso tuvo el objetivo de encontrar a movimientos, grupos y personalidades que promueven el libertarismo y el liberalismo en Venezuela. Es necesario el encuentro para reconocer la labor de tantos venezolanos que luchan por un cambio en la cultura de nuestra época, además de la unión de sus esfuerzos, en función de posicionar con más fuerza esta corriente de pensamiento político que reafirma las raíces más importantes de nuestra Nación, de nuestro estar-juntos.

¿Cuáles fueron las resoluciones del congreso?

-Primero, más allá de lo político y lo económico el problema en Venezuela es de índole cultural. Tiene que afrontarse desde todos los ámbitos de la sociedad, fundamentalmente, desde la educación y la política porque la combinación de ambas es importante. Es necesario generar nuevos arquetipos para la sociedad, nuevos referentes sociales, en los que la gente pueda ver estimulado valores como el trabajo, el mérito, la excelencia y la responsabilidad individual, que valore el conocimiento, para que exista un contraste importante con arquetipos que estimulan otros comportamientos como la viveza, la flojera y la mediocridad, elementos que nos han hecho una sociedad terrible hasta nuestros días.img_20161013_111048

-En segundo lugar, Venezuela económicamente no puede seguir siendo conducida por ideales socialistas. Venezuela tiene que darle cabida a las ideas de la libertad. Es necesario un libre mercado porque aquí no es el Estado el que genera la riqueza, sino que es la misma gente la que genera la riqueza, y así se genera la prosperidad.

-En tercer lugar, que Venezuela necesita un cambio político. Un sistema que incentive la participación de los ciudadanos mediante otros formatos de participación, para que se eliminen figuras que nos hacen daño, como el político de profesión que hace de la política su modus vivendi. Los libertarios tenemos propuestas asociadas a la tecnología para resolver este problema y aumentar la eficiencia del gobierno del Estado.

-Pero lo más importante de este encuentro fue que se formó un movimiento político entre todos aquellos grupos, organizaciones y personalidades que defienden la corriente de pensamiento libertaria. Este movimiento político se llama Rumbo Libertad. Esto es importante porque nunca antes en Venezuela había existido un movimiento político libertario que quisiera hacer política para posteriormente convertirse en una alternativa en la política nacional.

-El propósito de ese movimiento político es hacer política en una forma que estimule los valores de la libertad, promover esta corriente de pensamiento para contribuir a un cambio cultural que necesita el país luego de casi 60 años de hegemonía cultural socialista, y que, además, genere una respuesta tangible para el problema que estamos viviendo en Venezuela.

¿Cuándo se formó este movimiento y quiénes lo integran?

Rumbo Libertad es la suma de esfuerzos individuales y colectivos de venezolanos que tenemos una visión clara de Venezuela al corto, mediano y largo plazo. Hemos venido recorriendo el país encontrando una gran cantidad de personas que quieren ponerle fin a la dictadura, pero que no estaban motivadas por los constantes engaños de la clase política MUD-PSUV.

-Nos juntamos para llevar adelante las reformas que tenemos planteadas para el país y hacer en la política lo que haya que hacer sin medias tintas. Rumbo Libertad está integrada por personas que creemos en la libertad como lo más importante para convivir como sociedad; quienes creemos en el libre mercado y la reducción de los límites de la acción del Estado; quienes creemos en la libertad de expresión; quienes creemos que la política no es sucia, sino que fue una treta de los políticos de antes para que más nadie compitiera con ellos; quienes entendemos que el socialismo tiene dos caras y que son un solo bando en Venezuela.

¿A ese congreso vinieron representaciones de todos los estados?

-No de todos los estados. Lo que ocurrió en el congreso fue la unión de todos los liderazgos; que nosotros hemos venido contactando durante todos estos meses. Hay estados que no pudieron asistir, pero que nosotros tenemos que visitar en los próximos meses. Este es un movimiento que comienza en el estado Zulia, luego Caracas, Táchira, Anzoátegui, Carabobo, Mérida y nosotros estamos haciendo el llamado a nivel nacional para que a través de los medios de comunicación y las redes sociales sepan que esto existe, y que si defienden esta corriente de pensamiento, pues entremos en contacto, pues tenemos que ser los catalizadores de los desafíos políticos que le pondrán fin a la dictadura.

Ustedes proponen el libertarianismo. ¿En qué consiste?

-Es una filosofía de vida; no es una ideología política, de tal manera que lo que decimos, lo vivimos. Somos gente coherente, algo que tanto hace falta en la política venezolana.

-Los libertarios amamos la Libertad y por ello nos valoramos individualmente, para poder valorar al otro; confiamos en nuestras capacidades, por eso siempre queremos superarnos, ser mejor que antes. El libertario es una persona alegre, alguien que no vive del resentimiento porque su actitud ante la vida no propende al dolor o a la lástima sino al goce; valoramos muchísimo el conocimiento, por eso siempre es un gusto aprender y enseñar.

img_20161014_074026

-El libertario es un hombre apasionado en lo que hace y también apunta a ser virtuoso; es amigo de ideas y por ello no se cierra al mundo, lo comprende. Los libertarios valoramos lo impredecible que es el hombre, cuando es libre para crear. Por ello no creemos en la coerción ni en dogmas de vida, que obliguen una manera de existir; nuestra existencia es voluntaria. Finalmente, el libertario hace su vida, no la deja en manos de otros para echarla a andar.

-Vivir de esta manera, es resaltar lo mejor de nosotros mismos, es estimular ese venezolano, que tenemos dentro capaz de hacer grandes cosas, con pasión y nobleza. Creemos que así se cambia la cultura, comportándonos diferente a los arquetipos que promueve la dictadura, los políticos y sus colaboradores.

¿Qué proponen, en particular, en dos áreas: tamaño y funciones del Estado, y el petróleo?

-Tiene que hacerse una reforma en los límites de la acción del Estado. Venezuela tiene que transitar de un Estado grande y débil a uno reducido y fuerte. Para sacar las manos del Estado de los bolsillos de la gente, tenemos que sacarlo de la economía; por eso proponemos una terapia de shock en una reforma económica, que propone la economista y politólogo Nastasha Velasco, en la que se plantean una serie de decisiones en tres fases: emergencia, estabilización y reformas.

-Para que paralelamente esto ocurra, tiene que haber una reforma del sistema electoral, que nos haga transitar de un sistema representativo de mayorías a un sistema representativo proporcional, así pondríamos en jaque al bipartidismo y acabaríamos con una oscura estructura de distribución de poder y privilegios que mantiene los bolsillos de cientos de políticos a costa del sufrimiento de la población.

Creemos que los poderes del Estado tienen que pasar por reformas: el Ejecutivo convertirlo en una diarquía donde tengamos un jefe de gobierno y un jefe de Estado, y el legislativo donde vuelva la bicameralidad, por ejemplo. Para ser Presidente de la República, diputado, senador, alcalde o gobernador, es necesario que se tenga un perfil educativo elevado, pues una de las grandes lecciones que nos deja esta época es que sin preparación la acción política es un desastre.

-En torno al petróleo. Creemos que PDVSA ha sido destruida y tienen que surgir nuevas empresas petroleras. Luego de la estatización –que no es igual a nacionalización- de la actividad petrolera en el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, el petróleo pasó a ser el negocio de los políticos, pero no el negocio de los venezolanos. El mercado petrolero va a dejar de ser fuerte en el mundo por el surgimiento de las energías alternativas y nosotros tenemos unas reservas sumamente importantes: tenemos que hacer algo rápido con todo ese petróleo antes de que valga nada. Es por ello que creemos en la conformación de una institución con autonomía que coordine la producción de hidrocarburos como un negocio y no como la caja chica de los gobiernos de turno. En torno a eso, apunta nuestra visión petrolera.

¿Por qué creen que esa es la vía para lograr la prosperidad?

-La vía para lograr la prosperidad es el trabajo y la educación; pero para que la gente viva de su trabajo y pueda educarse libremente tenemos que salir de la dictadura y de sus colaboradores. Al salir de la dictadura, tenemos que reformar el Estado y con ello la economía y el sistema educativo, de tal manera que puedan ocurrir dos cosas: primero que las personas tengan las capacidades para el desarrollo de sí mismos, y segundo que las instituciones generen incentivos para que esas personas puedan desarrollarse económicamente con seguridad. El Estado no es la garantía de la prosperidad ni de la riqueza del país, es la gente.

¿Ustedes pertenecen a la MUD? ¿Qué opinan de la ideología detrás de los partidos de la MUD? ¿Y del chavismo?

No pertenecemos a la MUD ni al PSUV, ellos son los agentes del problema cultural, político y económico que vive Venezuela. Ellos tienen la misma raíz ideológica: el socialismo. Unos son los radicales y otros los light. Es como la Coca-Cola: una sin azúcar y otra con azúcar. En ellos no está el futuro de esta generación de venezolanos. El chavismo es un comportamiento que resulta de todo lo vivido en Venezuela durante los últimos 60 años, tiene más futuro en los líderes de la MUD que en el propio PSUV, allí está el peligro de nuestros próximos 10 años.

La vieja tesis del gendarme necesario de Vallenilla Lanz ha sido revivida, guardando la distancia, por el chavismo. ¿Por qué esa tesis es un error?

-Porque Venezuela no es hoy la misma. La juventud de esa época no es la misma juventud de hoy. El gendarme necesario es un concepto anti libertario: busca la dominación de los hombres y no la Libertad y el desarrollo de cada uno como individuos. El país no necesita un nuevo caudillo político, el país lo que necesita es gente decente en la política.

¿Cuál es su propuesta política para los venezolanos en este momento (con todo el tema del revocatorio, elecciones regionales suspendidas, TSJ suplantando a la AN)?

-Estamos en dictadura, la cura a este mal es la desobediencia civil. Los políticos están en contra de nuestra postura política por una razón lógica: los resultados de nuestra propuesta destruyen la red de privilegios que han construido durante tanto tiempo. Las elecciones de la dictadura sirven para resolver los problemas de los políticos en la política, no los problemas de la gente.

Con una planificación estratégica, la conducción de las ganas que tenemos todos de salir de esto, y una visión clara de a dónde vamos y con quiénes queremos hacerlo, vamos a salvar la vida de miles de venezolano de las manos del hambre, las enfermedades y la inseguridad.

¿Qué los diferencia a ustedes del Movimiento Autonomista Liberal de Derecha, que encabeza Marco Polesel?

-Ellos plantean el secesionismo, la división de Venezuela como país, como unidad nacional. Nosotros no creemos en eso. Creemos que el problema es cultural no territorial. Nosotros estamos planteando el posicionamiento de las ideas de la libertad. En función de eso queremos generar redes dentro de la sociedad para que políticamente podamos desplazar las ideas del socialismo que tanto nos han hecho daño. Nosotros no nos inscribimos en este segmento izquierda derecha, porque la Libertad es un principio no una ideología. Eso está por encima de ese reduccionismo ideológico del siglo XX propio de la época de las masas, una visión caduca que ha servido para mantener acostumbrada a la sociedad durante todo este tiempo, a procesar y definir la política en Venezuela.

¿Cómo piensan usted impulsar el cambio de la estructura política actual, sin participar de la unidad, representada en la MUD?

-Nosotros somos un movimiento que no tiene la intención ni de aliarse con la MUD ni con el PSUV. Consideramos que son parte de un mismo problema: el problema del socialismo. Y ellos consideran que en Venezuela hay una democracia. Y en torno a esa idea de la realidad ellos tienen unas reglas de juego que, solamente, obedecen ellos y hacen que la agonía del venezolano sea extensa. Nosotros nos hemos propuesto desobedecer todas esas reglas del juego para desintegrar ese sistema corrupto, y darle vida a espacios de libertad. Así podemos hacer que en Venezuela se acabe la dictadura y se transite a una sociedad libre.

-La agenda política de Rumbo Libertad gira en función de generar fortaleza dentro de una sociedad que ha sido atomizada por el socialismo, para que podamos llevar adelante una acción política en el marco de la desobediencia civil, que nos permita hacer presión social con movilización y planificación estratégica en el corto plazo y así logremos acabar con la dictadura en el menor tiempo posible. Esto desencadenaría nuevos fenómenos favorables a la población, no a los partidos, como por ejemplo la reconfiguración de las fuerzas políticas con el surgimiento de un nuevo sistema político.

One Comment

  1. Muy buena la explicación de un estado pequeño pero eficiente,

    Eso es lo que necesitamos, eficiencia, resultados palpables

    Saludos

    Od. Luis Marcano

Tu comentario

Email (no sera publicado)