Logo

No es tiempo de héroes

/ enero 20, 2018 / No es tiempo de héroes

Por @DLoyoRosales de @Rumbo_Libertad

“Nos reímos del honor y luego nos sorprende

encontrar traidores entre nosotros”

– C. S. Lewis

En estos días tan difíciles por los que pasa nuestro país, me he acordado mucho de Múnich en el ’38. Los gobiernos de Francia y el Reino Unido de ese entonces dieron una serie de concesiones a la Alemania Nacionalsocialista para, en palabras del Primer Ministro Británico Chamberlain, preservar la “paz en nuestros tiempos”. La historia refleja las consecuencias de la ingenuidad y cobardía de Chamberlain. Ya diría Winston Churchill que “entre el deshonor y la guerra, escogieron el deshonor, y aún podrían tener guerra”. Y vaya que la tuvieron. Son justo estas palabras de Churchill las que me conectan con el contexto venezolano. Nosotros no tendremos el Tratado de Múnich sino los diálogos de República Dominicana. Pero el resultado es el mismo: el deshonor y la guerra.

Por supuesto, la II Guerra Mundial no es completamente comparable con la tiranía chavista que aflige a Venezuela. Pero tanto una como la otra fueron consecuencia de quienes dicen luchar por la libertad y la paz, pero que solo actúan para mantener el statu quo. La debilidad, la sumisión, o incluso los intereses privados de unos pocos frenan cualquier intento de enfrentar y derrocar el régimen. Y lo que es peor, Venezuela no parece tener aliados dispuestos a liberarla, como si los tuvo Francia en los ’40. Al menos no por el momento.

Mientras algunos pocos siguen dándole oxígeno y concesiones a los tiranos, muchos otros resisten. Unos caen en pie de lucha. Esta semana un grupo de héroes fue vilmente ejecutado por los sicarios de la tiranía; Óscar Pérez, José Alejandro Pimentel, y el resto de esos luchadores por la libertad cayeron por creer en una Venezuela libre. Otros, los más, resisten silenciosamente. Son todos aquellos que sufren el régimen de Maduro: los ancianos sin medicinas, los niños desnutridos, los padres cuyo sueldo no alcanza para nada, las madres que lloran a sus hijos asesinados por el hampa, los estudiantes que tan valerosamente luchan por su país y su futuro. Todos ellos resisten, a su manera y como pueden. Todos ellos sueñan con una Venezuela libre. Todos son héroes.

No, no es tiempo de héroes. Bajo la tiranía chavista, ninguno de estos héroes verá el fruto de sus sacrificios. Ni Óscar Pérez, ni los héroes anónimos de Venezuela. Pero si es tiempo de desobedecer, de resistir. Resistir como los franceses bajo dominio Nazi. Como los polacos, los checos, y tantos otros resistieron el comunismo soviético. Resistir, porque es la única esperanza que tenemos de recuperar nuestra Libertad, de recobrar la democracia y reconstruir nuestro país. No es tiempo de acuerdos ingenuos y cobardes. Es tiempo de enfrentarse a los tiranos a través de nuestra resistencia, cada uno como pueda, pero todos con el fin de conseguir una Venezuela libre. Solo así sumaremos esos aliados que tanto necesitamos para liberar y reconstruir nuestro país. Solo así destruiremos la tiranía chavista.

El tiempo de la Libertad será el tiempo de los héroes. Rendiremos honor a los caídos, los conocidos y los anónimos. Construiremos un país del cual puedan sentirse orgullosos. Y lograremos no solo superar estos días tenebrosos, sino que convertiremos a Venezuela en estandarte de libertad y desarrollo. Por eso ahora nos toca resistir, y así honrar la memoria de nuestros héroes.

¡Gloria a Venezuela! ¡Gloria a los caídos!

Libertad o nada.

Tu comentario

Email (no sera publicado)