Logo

La lira de la Libertad

/ junio 6, 2017 / La lira de la Libertad

Por @guerraabraham1 de @VFutura

Contaré la Historia de Orfeo, un semidiós, hijo de Apolo, que se casó con Eurídice, y a los pocos días de casados, ella muere por el veneno de una serpiente. Orfeo afligido y dolido, no claudicó espiritualmente y no se sentó a esperar su destino de una forma contemplativa, fue hasta los avernos de Plutón, el soberano del infierno, solamente armado con su lira y el amor a su amada. Descendió a las tinieblas, domó al Cerbero, burló la vigilancia del barquero Caronte, y en su travesía se ganó el favor de Perséfone, la esposa de Plutón, logrando que este le dejara ir con su esposa, solo con la condición de que no la viera hasta salir de los límites del infierno. Orfeo, no resistió y la vio, le venció su exceso de amor, no pudo ir en contra de sí mismo. Al verla goza de la vida y alcanza su felicidad. Es digno aquel que puede vencer al infierno, pero no se puede vencer a sí mismo.

Al igual que Orfeo perdió a su Eurídice, nosotros hemos perdido la Libertad. El amor de los guerreros libertarios por ella, evita la resignación y la consolación, nos hace aventurarnos a un infierno en el campo de batalla, la esperanza nos guía hasta allá, pero cuando llegamos, la dejamos atrás, porque estamos firmemente decididos a transitar una senda intransitada durante muchos años, cuando fue recorrida por nuestros próceres, para alcanzar de nuevo la independencia.

Es el momento, tenemos la flor del tiempo en nuestras manos, ya que ninguna empresa es imposible para el hombre, y no nos podemos  armar en contra de nuestra propia naturaleza de ser libres. Aunque nos reprochen y nos juzguen, perseveraremos en nuestro cometido, vamos a seguir temerarios desafiando a la muerte con nuestras almas ardiendo por el fuego de la Libertad. Incluso si Plutón nos impide ver a nuestra amada Eurídice, o el déspota quiera legitimar, justificar y racionalizar insólitas iniciativas legislativas, no nos será impedido el deseo de Libertad. Estamos creando un arte del cual no se tiene recuerdos, porque la resistencia es un arte, y hay belleza en ella pese a que esta se encuentre en un infierno, y mientras haya belleza, llegaremos al paraíso.

Aunque nos impongan normas que van a en contra de nuestra esencia de una mejor vida, terminaremos guiándonos hacia nuestra amada Libertad, como Orfeo, que por el gran amor que le tenía a su esposa, y la vigorización y vitalidad que le causaba el verla, termino dirigiendo sus ojos hacia ella, y es que siempre estaremos guiándonos hasta ella: nuestra amada Libertad.

Tu comentario

Email (no sera publicado)