Logo

Agua potable llega con normalidad a 17% de los venezolanos

/ noviembre 28, 2017 / Agua potable llega con normalidad a 17% de los venezolanos

El acceso regular al vital líquido se considera un privilegio en el país con la novena reserva de agua dulce del mundo

Prensa Rumbo Libertad, Caracas

Los venezolanos han debido acostumbrarse durante los últimos años al deterioro de los servicios básicos y a vivir con un fuerte racionamiento de agua, luz y alimentos que empieza a hacer mella en la salud de los más pequeños e indefensos. Según la organización Cáritas Venezuela la escasez de agua y la imposibilidad de alimentarse adecuadamente se relacionan al determinar las causas de la desnutrición que padecen los niños de las parroquias más pobres del país.

En su más reciente boletín, Cáritas indicó que un 60% de las familias encuestadas en las parroquias de 4 estados del país sufren la insalubridad como consecuencia de la escasez del vital líquido. 65% de las familias entrevistadas cuenta con una toma de agua en la casa y la continuidad del suministro es muy inadecuada.

El 57% de las familias reportaron que el acceso al agua es menor de 3 días a la semana. Sólo el 26% reportó haber contado con acceso al agua continuamente en la última semana y 17% reportó acceso al agua de forma ininterrumpida.

Según la organización la situación más grave se registró en los estados Vargas y Miranda. El 61% de las familias en Zulia y el 75% en Vargas reportaron que el acceso al agua es menor de 3 días a la semana. El 35% de las familias entrevistadas en Zulia no había tenido acceso al agua en ningún día de la semana previa a la entrevista.

Cáritas consideró preocupante que un 73% de las familias no dan al agua de beber ningún tipo de tratamiento antes de tomarla y sólo el 52% de los hogares tienen un sanitario conectado al alcantarillado, mientras que el 48% tiene acceso a sanitario con pozo séptico o letrina directa a la tierra o quebradas.

En cuanto al acceso a artículos de higiene que pudieron comprar en el último mes, la ONG indica que el más frecuentemente mencionado es el jabón de ropa, el cual al parecer se está usando como jabón para todo uso doméstico. Artículos como pasta dental o champú son reportados por una baja proporción de hogares. El cloro es el artículo con menos accesibilidad registrado (su uso lo reportan sólo 49% de los hogares). El estado con más precariedad al acceso de artículos de higiene es Zulia.

La más alta prevalencia de desnutrición coinciden en las parroquias con las peores cifras de acceso al agua segura. La precariedad en el acceso al agua y el bajo porcentaje de familias que le dan tratamiento para su seguridad es muy alto en las mismas parroquias en las que es muy alta la desnutrición, por lo que se infiere que la falta de agua segura es uno de los determinantes de la desnutrición.

Cáritas alerta que es urgente establecer una respuesta ampliada para facilitar a las familias más vulnerables acceso a agua segura o medios para desinfectarla. Hoy en día el acceso a agua y saneamiento es precario, en infraestructura y en operatividad, constancia y calidad de suministro en casi todas las entidades del país.

El vital líquido se convierte en lujo

En Venezuela tanto los estratos altos como los bajos han debido acostumbrase al racionamiento de agua, en las residencias de urbanizaciones como Chacao o Sebucán, al este de la ciudad capital, los residentes han debido habituarse al horario de suministro del vital líquido. Algunos tienen agua tres días por semana, otros la colocan sólo durante tres horas al día.

Sin embargo, es la clase más desposeída la que corre mayor riesgo, puesto que el agua que consume y utiliza para sus necesidades más básicas no llega en las mejores condiciones. “El agua viene marrón, por eso yo la hiervo antes de beberla”, comenta Eugenia Ruiz, una habitante de la popular parroquia Petare.

Aunque la situación se torna delicada en la capital, al interior del país el racionamiento y la insalubridad es mucho mayor, en estados como Carabobo y Guárico el suministro del vital líquido es bastante deficiente, por lo cual las autoridades locales han responsabilizado al gobierno nacional, responsable de la corporación hidrológica.

Los habitantes de estos estados han pasado hasta 15 días sin el suministro de agua, por lo cual algunos esperan la lluvia para llenar sus potes de agua, y otros deciden usar aguas de quebradas o alcantarillas, ignorando sus letales consecuencias, lo cual pudiese derivar en un grave problema de salud pública.

El acceso al agua potable es un derecho humano, puesto que el vital líquido es indispensable para la vida, y Venezuela se encuentra entre los diez países con mayores reservas de agua en el mundo, por lo cual expertos en materia hídrica sugieren que el déficit no responde a falta de recursos, sino a una gestión inadecuada.

Tu comentario

Email (no sera publicado)