Logo

Abstención y violencia ganan primarias millonarias del bloque MUD

/ septiembre 14, 2017 / Abstención y violencia ganan primarias millonarias del bloque MUD

En el proceso interno se derrocharon más de seis billones de bolívares fuertes para escoger a los candidatos que se repartirán las gobernaciones con la narcodictadura de Maduro

Prensa Rumbo Libertad, Caracas

Del mismo modo en que fracasaron las elecciones del régimen de Maduro para elegir una Asamblea Nacional Constituyente el pasado 31 de julio y optó por recurrir al fraude, el bloque de partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se enfrentó a una situación similar este domingo 10 de septiembre. El descontento habló una vez más y se evidenció en una contienda claramente viciada en las cual los intereses particulares y el uso de poder reinaron, dejando ver el gran parecido entre el régimen y la oposición electoralista en Venezuela.

Este lunes el partido más antiguo del país, Acción Democrática (AD), celebraba con vítores haber alcanzado la mayor cantidad de candidaturas para medirse en la contienda próxima a realizarse el 15 de octubre, a pesar de luego haber sido desconocidas algunas de ellas por el partido Primero Justicia (PJ). Aunque la realidad no es tan digna de celebración como la ven quienes lideran el partido más repudiado en la actualidad por haber sido el primero en aceptar la propuesta del gobierno de ir a elecciones, pese a los cientos de muertos y miles de detenidos que había dejado la ola de protestas que exigían la renuncia de Nicolás Maduro y en las cuales no se contemplaban elecciones regionales.

La victoria de este partido, que ha ganado una alta impopularidad, se debe a que los jóvenes, muchos de los que conforman la Resistencia, no participaron en las elecciones internas a las que calificaron como traición por celebrarse “encima de las tumbas” de quienes no salieron a las calles con escudos de cartón a dar sus vidas por defender sus intereses particulares, sino por la Libertad de Venezuela.

Los organizadores del proceso esperaban que los más de siete millones de personas que habrían votado en el plebiscito que buscaría desconocer la Constituyente, lo hicieran en las primarias pero fueron ignoradas por buena parte de los opositores venezolanos, por no representar el sentir de la población que buscaría únicamente la salida de Nicolás Maduro para la caída de la dictadura, y no la repartición de cargos con los narco-gobernantes.

La campaña de la MUD para captar electores en esta contienda en la que ya muchos ganadores estaban decididos por los altos jerarcas, fue tildada como “ofensiva” por parte de muchos venezolanos a través de las redes sociales, y es que los candidatos intentaron en varias ocasiones emular a los jóvenes “escuderos” e inclusive Carlos Ocariz, alcalde del municipio Sucre, abría la campaña diciendo: “Nosotros somos los nuevos escuderos”, alcanzando un repudio generalizado que no concuerda con el triunfo de su candidatura a la gobernación de Miranda.

8 mil dólares para participar

En estas elecciones primarias de la MUD sólo quienes contaran con 8 mil dólares podían participar, lo cual generó un escándalo en una población que sufre una grave crisis económica y los estragos de un control cambiario. Según la MUD esa era la cantidad destinada a cubrir los gastos para la elección, pero los ciudadanos de a pie no se explican cómo una votación manual requiere de tan alta suma.

De manera extraoficial se conoció que dirigentes que buscarían participar en las primarias, tuvieron que desistir de sus aspiraciones por imposibilitárseles económicamente cumplir con las exigencias de la comisión electoral, además de hacer pública tal información a modo de denuncia, como lo hizo César Ramírez, entonces candidato por el movimiento Independientes por el Progreso, quien denunció que fueron informados de que cada participante debía depositar 8 mil dólares en una cuenta en el extranjero por la inscripción en el proceso, al tiempo que  calificó esta notificación como “una práctica discriminatoria y antidemocrática” y acusó a cuatro partidos de mantener secuestrada a la coalición opositora.

“La MUD  para elegir al candidato unitario a la gobernación, está copiando las prácticas de obstáculos en las que ha incurrido el CNE. Pareciera que los cuatro partidos que la dirigen: PJ, VP, AD y UNT no están interesados en la participación de dirigentes locales”, manifestó Ramírez, espetando que no contaba con los 8 mil dólares para inscribirse, y “si los tuviera tampoco los cancelaría. Soy un funcionario público, gano en bolívares y mi salario no da para ese dinero. No sé de dónde sacarán los otros candidatos ese dinero”.

Batalla interna ‘in situ’

Aunque el presidente de la comisión de primarias de la coalición opositora, Francisco Castro, aseguró que el proceso para la elección de candidatos se desarrolló pacífica y civilizadamente, nada más lejano de la realidad, en el Zulia se llevó a cabo una verdadera batalla campal entre los simpatizantes de la familia Rosales (UNT) y el candidato de (PJ) Juan Pablo Guanipa, puesto que los primeros se negaban a ceder su hegemonía hasta el último momento.

Los constantes diálogos con el régimen de Maduro y el colaboracionismo de Manuel Rosales y su esposa, Eveling Trejo, para regresar a la gobernación del Zulia fueron cobradas este domingo por quienes participaron en las primarias. Una fuente de la Alcaldía de Maracaibo que pidió no ser identificada, aseguró que si Eveling Trejo no podía hacer una eficiente gestión con esta institución, mucho menos podría con la gobernación, además de manifestar que la situación es tan crítica en la alcaldía que no cuentan siquiera con herramientas de trabajo tan básicas como una impresora, mientras que los Rosales gozan de grandes lujos.

Durante estas elecciones no sólo quedó en evidencia el gran parecido entre el régimen de Maduro y la MUD para hacerse del poder, también fue considerada por muchos venezolanos la necesidad de una nueva opción de gobierno para dirimir la grave crisis que atraviesa el país y enterrar definitivamente la politiquería que ha llevado a Venezuela a la involución y una destrucción sin precedentes.

Tu comentario

Email (no sera publicado)