Logo

13 tentempiés creativos

/ Septiembre 9, 2014 / 13 tentempiés creativos

Por @ortegabrothers

Para entender los procesos creativos, nada mejor que estudiarlos en sentido inverso: a primera vista,  son como ondas en el agua, que se forman a partir de la piedra lanzada; pero, realmente son técnicas de extracción de sensaciones. Un proceso creativo es un viaje de vuelta, que muchas veces intuimos.

Para entender la creatividad debes ser un viajante en constante movimiento, debes observar los simbolismos, advertir las señales, a cada lado de la carretera. Debes agradecer cada sobresalto que te proporciona lo inmaterial sobre lo cotidiano. Sí algo te asusta, vas por buen camino.

La creatividad  se expresa en una mezcla de modulaciones y procederes, tanto femeninos como masculinos. Escucha una voz femenina para completar un diseño para hombres, dale un remate varonil a un proyecto solo para damas.

Los alquimistas hablaban del “martirio de los metales”, une y compacta, desanuda y emulsiona los materiales de los que está hecho tu proyecto. Lo que obtengas al final del día, puede ser un nuevo tejido o un nuevo marco que hable por sí mismo.

Las influencias culturales y estéticas van directo al horno que es tu mente. Haz que un par de ideas se cocinen unas cuantas horas, agrégale a ese horno una cultura exótica o simplemente ajena a la tuya. Al cabo de un rato, el efecto sobre las formas y la presentación será completamente nuevo.

Dos excelentes ideas juntas pueden parecer sublimes, pero también, pueden ser simple material para pájaros carroñeros.  Toda exageración no es más que sobrediseño.

Una idea parece totalmente distinta sí la vemos de día o de noche. Igualmente pasa si quien la recibe se está despertando -o está a punto de ir a dormir. Revisa los husos horarios para que la creatividad sea bien entendida, incluso contra ciclos circadianos contrarios.

Juega con la idea como un niño. Huélela, siéntela, métela de ser posible dentro de tus bolsillos. Revísala y guárdala. Descríbela con los ojos cerrados y transmítela de boca a boca. Que luego, cada miembro del equipo haga una versión propia, de esa primera impresión que recibieron.

La creatividad es una cadena de dudas que se van garabateando en silencio y resolviendo en publico.

A veces, la creatividad puede ser un plano oculto, que yace debajo de los escombros de cientos de ideas rotas y proyectos fallidos. Remover con cuidado las equivocaciones ajenas enseña a valorar mejor el pasado, y da pie a nuevos resultados.

La sensibilidad humana debe trascender y mantenerse en todo producto o creación. Imaginamos historias, frases, sueños, lugares habitables para humanos vivos, con un tiempo determinado en la tierra, un creativo debe pensar el instante, pero no debe contentarse con solo ver el trecho corto.

La creatividad debe ser un sacramento entre creadores y creativos, por eso es que cada cuaderno tiene sus propios jeroglíficos.

Saborea y pinta momentos, observa y construye escenas, inhala y fantasea con lugares, escucha y colecciona entonaciones. La creatividad viaja en todas las direcciones y te visita constantemente.

Tu comentario

Email (no sera publicado)